ASÍ DEBE SER

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin

El fin de semana pasado se llevó a cabo en la Biblioteca Pública Julio Pérez Ferrero, la Feria de Cafés Especiales ‘Norte de Santander, cuna del café’. Fueron tres días de actividades en los que más de 8 mil visitantes pudieron disfrutar de 12 mil tazas de café hechas con los granos de 114 productores que compitieron en el concurso departamental de calidad ‘Saboreando el café de mi tierra’.

Además, 400 personas participaron en los talleres de catación, 65 empresas dijeron ‘presente’ en la muestra comercial y 12 baristas midieron sus destrezas en el concurso nacional de esta especialidad. En redes sociales y conversaciones espontáneas de los asistentes, los comentarios fueron siempre los mismos: ¡qué gran feria y qué gran oportunidad para brindarles a los cucuteños un evento distinto de talla nacional!

Y este sentimiento es el que hoy queremos destacar. La Feria fue el resultado de la articulación entre la Cámara de Comercio de Cúcuta, la Gobernación de Norte de Santander, la Federación Nacional de Cafeteros y la Alcaldía de Cúcuta. Todos, unidos por una misma causa, nos demostraron que la ciudad y la región pueden ser cuna de grandes eventos que jalonen la economía, si se antepone el bienestar común a los personalismos e intereses políticos y personales. Esta unión, sin lugar a dudas, es la que desde hace dos ha estado esperando la región.

¡Y aún hay tiempo! Basta con que una entidad como la Cámara de Comercio articule los esfuerzos de la Gobernación y la Alcaldía para que se generen las sinergias que hagan posible este tipo de eventos. Algo así esperábamos de los congresistas de la región, que hubiesen logrado jalonar los proyectos que el departamento necesita, pero se les acabó el tiempo, no lo hicieron y aun así se reeligieron.

Finalmente, ojalá que eventos como esta Feria de Cafés Especiales y sus excelentes resultados también logren agilizar la construcción del Centro de Convenciones que tanto necesitamos en la región. De él se han hecho muchos anuncios, pero la verdad es que no se ve que arranquen las obras y el tiempo sigue pasando sin que se concrete nada. La celebración del Bicentenario pasó y la fuerza que había agarrado esta obra, previo a dicho evento, se vio mermada una vez los reflectores se apagaron y Norte de Santander salió del radar de ‘asuntos importantes’ para el Gobierno.

ËL GENERAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Scroll to Top