Cúcuta Distrito Especial Fronterizo (parte 1)

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin

La estructura

Dedicaré esta y mis próximas columnas a ampliar los beneficios y los retos de nuestro municipio para convertirse en Distrito Especial. Por ahora, en esta primera entrega, me referiré al contexto general del Proyecto de Ley, sus promotores, y como sería la estructura político-administrativa de un distrito, a diferencia de la del municipio; en las próximas entregas abordaré las áreas que podría potencializar Cúcuta, en el sector turismo, comercio fronterizo, entre otros.

La iniciativa

Hace tres meses, el pasado mes de agosto, fue radicada en el Senado de la República, el proyecto de Ley que, pretende otorgar a San José de Cúcuta la categoría de “Distrito Especial, Fronterizo, Turístico Comercial y Empresarial al municipio de San José de Cúcuta y se dictan otras disposiciones”, el proyecto fue radicado oportunamente por el senador Liberal, Andrés Cristo Bustos, y como ponente el senador Conservador Juan Carlos García.

¿Qué significaría transformar Cúcuta Distrito Especial?

El transformarse en Distrito, desde el punto de vista estructural, tiene una implicación importante, en la medida que modifica su estructura político-administrativa, y en cuanto a asignaciones y fondos del Presupuesto General de la Nación, su figura se asemejaría a la de un departamento, tal y como sucede actualmente con Bogotá, Barranquilla, Cartagena. De igual forma, este beneficio busca explotar el perfil vocacional de los municipios, que tengan condiciones especiales para ser potencializadas, y de esta forma, acelerar su desarrollo en materia económica, política, y social.

Los beneficios:

En las siguientes columnas ampliare beneficios y obstáculo de cada uno de los puntos estratégicos de este proyecto de Ley, sin embargo, en cuanto al cambio de estructura administrativa, estos son algunos puntos positivos:

  • En primera medida, la estructura de gobierno y administración del Distrito pasaría de estar conformada por alcalde y Concejo municipal, a alcalde Distrital, Concejo Distrital, alcaldes y Juntas Administradoras Locales. Esto generaría dos efectos, en primera medida, descentralizaría en gran medida las funciones que hoy están en cabeza de la alcaldía municipal, permitiendo a los Concejos Distritales, también descentralizar tareas, que quedarán en responsabilidad de los ediles, volviendo estos, mucho mas relevantes en el panorama distrital, de lo que son hoy en día, bajo el esquema del municipio. Recordemos que actualmente San José de Cúcuta esta compuesta por diez comunas y 6 corregimientos, lo que sería relevante a la hora de definir las localidades del distrito.
  • El Proyecto de Ley, deja entrever algo curioso, y es que en la estructura administrativa que tiene actualmente el municipio, superamos en Secretarías y dependencias, a la capital del país, Bogotá; tal y como se relaciona en la pagina 15, el municipio de San José de Cúcuta con 787.891 habitantes, tiene 19 secretarias (mas sus subsecretarias y dependencias) mientras que la capital del país, con sus 7,200.000 habitantes la conforman 15 secretarías; lo anterior sería de los puntos mas pertinentes en cuanto a re estructuración, pues propendería al ahorro, y a cortarle en cierta medida el “chorro” burocrático a algunos políticos, con este exceso de secretarías, las cuales muchas podrían estar unificadas, o sin necesidad de sub secretarías y dependencias.

Lo no tan bueno

Tal y como dije antes, en cuanto a la estructura del distrito, este permite distribuir y descargar funciones tanto de la administración municipal en las alcaldías locales como las del concejo municipal en las Juntas Administradoras Locales, por lo cual cabe preguntarse ¿estamos preparados para esto?, cada alcaldía local, y cada JAL, ¿estará a la altura de esta responsabilidad? O simplemente estaremos otorgando la facultad de hacer control político, a las JAL, para que estas, en lugar de hacerlo sobre problemas de fondo de la localidad, simplemente repliquen lo que lamentablemente vemos hoy en el concejo de Cúcuta, donde hay varios miembros que, lejos de interesarles los temas de ciudad, se dedican a aprobar o hacer oposición, de acuerdo a la “participación” que les de la administración, tomando decisiones muchas que impiden que iniciativas pertinentes para la ciudad, se caigan, por la única causa de ser contradictores o amigos del alcalde de turno. Respecto a esto, ojalá la cura no resulte peor que la enfermedad, y terminemos con varios “concejos” regados en las localidades, obstruyendo mas que aportando, al desarrollo de la ciudad, o en su momento, del Distrito.

El stand by

Como se mencionó al principio de la columna, el encargado de sacar adelante esta iniciativa en el Senado de la República, es el Senador Juan Carlos García, y si bien la legislatura acaba el próximo 20 de junio de 2022, el periodo del año entrante es el más corto de los dos periodos; al día de hoy, el texto lleva más de 3 meses sin tramite alguno, que permita avanzar en los 4 debates que debe surtir previo a su aprobación; lo complejo del asunto es que, de no aprobarse en este periodo que culmina, seguramente empezaría a perderse el interés de aprobarlo, engavetándose y perdiendo el impacto inicial, mas aun con el agitado semestre que se nos avecina, donde se estará en modo campaña. Entidades territoriales y ciudadanos en general, confiamos en la oportuna gestión del senador García, si se determina que la transformación en Distrito Especial, es lo mejor para nuestra ciudad.

Santiago Soto Luna

Abogado especialista en Derecho Minero Energético Universidad Externado de Colombia. Twitter: @SantiagoSotoLun

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Ir arriba