¿PARA QUÉ NOS SIRVIÓ LA COVID?

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin

El 31 de diciembre de 2019, mientras evaluábamos lo que había sido el año y nos aprestábamos a pedir los mejores deseos para este 2020, nadie, ni una sola persona en Cúcuta, pensó, siquiera remotamente, todo lo que traerían estos 365 días.

Quizás en otro lugar del mundo, algún científico pasó las últimas horas del 2019 monitoreando lo que en Wuhan (China) pasaba con un virus que ya empezaba a ser noticia más allá de las fronteras chinas. Aquí, mientras tanto, Pastor López y Diomedes Díaz nos mantenían anestesiados y los abrazos y los besos se confundían sin cesar mientras rechinaban las copas de champaña.

Los primeros tres meses pasaron sin novedades. Algunas pugnas políticas por la nueva administración de la ciudad se robaban los titulares de los medios. De resto, todo en Cúcuta parecía transitar en esa tensa calma que caracteriza a la ciudad fronteriza y ha acostumbrado a sus habitantes a vivir en una espera de algo, lo que sea, que nunca llega, que nunca pasa.

Pero pasó. Lo peor, lo inimaginable, lo nunca antes visto. Desde Wuhan, una ciudad que ni siquiera sabíamos que existía, llegó un virus que lo trastocó todo, nos obligó a permanecer encerrados por meses y destruyó vidas, la economía y la sociedad como la conocíamos.

En Cúcuta, la Covid-19 nos empobreció más, nos alejó más de todo y nos sumió en una crisis que nos tomará años superar. Y en medio de esa crisis, surgieron las promesas, los vientos de cambio y las ganas de empezar de cero, de revertirlo todo, de reinventarnos. En la intimidad de las familias se hicieron promesas, se construyeron sueños y se trazaron nuevas metas. El confinamiento obligatorio nos llevó a pensar que no podíamos seguir viviendo como veníamos haciéndolo. Todo, absolutamente todo, empezó a pensarse de nuevo. Y todos, sin excepción, caímos en esa tendencia, impuesta desde las redes, que apuntaba a una nueva vida poscovid.

Hoy, sin embargo, cuando el miedo a la pandemia parece haber desaparecido y la vida que teníamos antes de la llegada del coronavirus, empieza a aflorar de nuevo, todo lo que habíamos pensado que trazaría nuestro derrotero, una vez pudiéramos volver a salir de casa, ha quedado en el olvido.

El miedo que nos había obligado a repensar nuestra existencia, ha quedado atrás y las ganas de volver a lo que éramos antes, lo que conocíamos, lo que sabíamos hacer de memoria, se ha impuesto nuevamente y ha tapado por completo lo que creíamos era el impulso que necesitábamos para cambiar.

Atrás quedaron los vientos de cambio. Atrás quedaron las ganas de empezar de cero. Atrás quedó el ‘reinventarnos’. Atrás quedó la vida que habíamos soñado cuando creíamos que la vida misma nos estaba dando una segunda oportunidad.

El Santanderista

1 comentario en “¿PARA QUÉ NOS SIRVIÓ LA COVID?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Ir arriba