UNA BUENA NOTICIA

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin

Esta semana se conoció que la Aeronáutica Civil le otorgó permisos a la empresa Viva Air para operar 65 nuevas rutas, entre las que se destacan los vuelos directos Cúcuta-Miami; Cúcuta-Cartagena y Cúcuta-Bucaramanga.

Esta noticia, que debería haber acaparado todos los titulares, pasó sin pena ni gloria en la ciudad. Ni siquiera el alcalde, ni el gobernador ni los gremios la celebraron. Solo la Cámara de Comercio, tan cuestionada por estos días, publicó una noticia replicando el boletín de prensa que la Aerocivil sacó. Nada más.

Y digo que esta noticia debió ser la noticia del mes (si no del año), porque estos nuevos vuelos aprobados para la ciudad ponen a Cúcuta como el principal puerto de salida para los venezolanos que huyen del régimen de Nicolás Maduro (que no son pocos), y que antes tenían que ir hasta Bogotá buscando estos vuelos, pasando por aquí sin detenerse.

Ahora, con el vuelo directo a Miami, muchos de estos pasajeros deberán quedarse al menos un día en la ciudad, bien sea cuando se vayan o regresen, lo que necesariamente se traducirá en una gran oportunidad para el sector hotelero y turístico que tendrá en el aeropuerto internacional Camilo Daza a su mejor aliado.

De cómo se prepare Cúcuta para lograr que estos pasajeros decidan quedarse más tiempo por aquí, debería ser una apuesta liderada por la Alcaldía, la Gobernación y los gremios, para hallar una propuesta de valor lo suficientemente atractiva que promueva a la región como un atractivo turístico más allá de ser un mero puerto de embarque.

Desde los empleados del aeropuerto, pasando por los taxistas, los botones de los hoteles y los meseros de los restaurantes, la ciudad tiene que volcarse en un servicio impecable que la haga resaltar entre los viajeros que, esperamos, se cuenten por miles.

Estas nuevas rutas, además, le meten competencia a Avianca, la aerolínea que tenía el monopolio de muchos trayectos en el país y que ha desmejorado muchísimo sus servicios, sin rebajar los precios de sus tiquetes.

Alcalde, gobernador, Cámara de Comercio, Cotelco, Acodrés, taxistas, cucuteños en general, aprovechemos esta oportunidad que se nos presentó en medio de tantas dificultades producto de la pandemia y de un cierre de frontera que ya completa 6 años, y ‘vendamos’ a Cúcuta como un gran destino que hoy, por fortuna, va a tener más formas de ser visitada.

El Santanderista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Ir arriba