Cúcuta, el nuevo “Salvaje Oeste”

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin

Leía la muy pertinente columna de Germán Vargas Lleras titulada “ciudad Gótica”, en la que expone la crisis en materia de seguridad, robos, atracos y muchos otros males que está padeciendo la capital en manos de Claudia López, que cuando era oposición vendía una imagen de mujer de hierro, pero que ahora siendo la “primera policía” de la ciudad no halla a quién más echarle la culpa,  y tiene la ciudad hecha un verdadero caos, y reafirmando así la creencia de que la izquierda solo es buena haciendo oposición.

Analizando ese tenebroso escenario me dije, qué mal está Bogotá, pero luego me puse a pensar cómo estamos en Cúcuta, y si en Bogotá llueve, por acá en nuestra ciudad no escampa. En primer lugar, tal y como lo dije en un trino, si Bogotá es Ciudad Gótica, Cúcuta y en general el departamento son “el salvaje oeste”. Al igual que Bogotá, tenemos atracos a mano armada, robos a la orden del día, muchos de estos llevados a cabo por venezolanos,  y sí, hay que decirlo, así como la mayoría de venezolanos en Colombia son de bien, también hay delincuentes que aprovechan la facilidad que les brinda la frontera para poder cometer sus delitos y cruzar por las trochas hacia Venezuela mientras baja la marea y no puedan ser apresados; también volvió un fenómeno que no se veía hace décadas y es que Cúcuta es una verdadera ‘olla’, hay indigentes y adictos por cada cuadra. Aprovechar la cercanía de los sitios para tomar una caminata, es cosa del pasado.

Lo anterior, ya de por sí es grave, pero en nuestro departamento están ocurriendo situaciones más complejas y para hacer un breve recuento, recordemos hace unos meses cuando el presidente de la República, junto al Gobernador y el Alcalde fueron víctimas de un atentado a pocos minutos de aterrizar en el aeropuerto; ese día el helicóptero literalmente fue baleado, sin que hubiese mayores daños, gracias a Dios. Seguimos con el infame atentado en la Brigada 30 del Glorioso Ejército Nacional, donde al parecer participó un Capitán retirado; este acto terrorista dejó al menos 36 heridos. Continuemos con el Distrito 2 de Policía, al cual le propinaron un “bombazo” en la mañana del 30 de agosto; hace unos días, también murió baleado un funcionario de una reconocida empresa de seguridad, y así la lista podría continuar, en casi todas las situaciones ha venido la comitiva de defensa, liderada por supuesto por el Ministro de Defensa, pero a pesar de todo, no se evidencian estrategias o acciones contundentes que busquen acabar con la ola desbordada de inseguridad, violencia y orden público.

Muchos quieren buscar culpables en las autoridades locales, pero la verdad es que lo que está sucediendo en la región desborda por mucho la capacidad de las autoridades, y debe corresponder más a una estrategia o política de orden nacional que busque recuperar la seguridad en la zona, empezando por las mal llamadas trochas que, mientras siga la frontera cerrada, seguirán siendo el combustible que alimente grupos ilegales por medio del contrabando, extorsiones, peajes y demás.

Claro, a estas alturas muchos desearíamos que la estrategia del alcalde Jairo Yáñez no fuese un árbol por cada voto, sino un bandido preso por cada voto, pero como dije anteriormente, si no hay intenciones serias del gobierno, de desplegar un operativo contundente en la región, tal y como se ha visto en los últimos días en Bogotá, donde la policía militar salió a apoyar a la fuerza pública a mitigar la inseguridad, difícilmente algo va a cambiar. Por ahora, si el gobierno no se siente capaz de recuperar la seguridad en esta remota zona de la geografía nacional, más valdría que por lo menos les permitiera a los ciudadanos armarse y batirse en un duelo contra los bandoleros, tal cual película del salvaje oeste.

Santiago Soto Luna

Abogado especialista en Derecho Minero Energético Universidad Externado de Colombia. Twitter: @SantiagoSotoLun

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Ir arriba